Sochiclim
La Sociedad de Climaterio (SOCHICLIM) es una organización de profesionales sin ánimo de lucro, destinada al Estudio del Climaterio. Tiene como misión, la promoción del conocimiento en climaterio y menopausia. Así como crear espacios de discusión e intercambio de material médico de interés.
Información
sochiclim@gmail.com | TelFax +56 2 2333 4610, Casilla 106, Santiago | Av. Hernando de Aguirre 201 Of. 302, Providencia, Santiago de Chile
Hazte socio SOCHICLIM

Terapia para síntomas del climaterio no llega a todas las mujeres del sistema público

Terapia para síntomas del climaterio no llega a todas las mujeres del sistema público
07 Dic 2017

Los fármacos están disponibles en la atención primaria, pero no se entregan porque el Código Sanitario no contempla que matronas lo receten. 

Fármacos para manejar los síntomas del climaterio se están venciendo en estanterías de consultorios a lo largo de Chile. Y, lo que es peor, cerca de 70% de las mujeres que requiere esta terapia de reemplazo hormonal (TRH) no la está recibiendo, con el consiguiente deterioro de su salud y calidad de vida en esta etapa.

La situación -que fue advertida la semana pasada a través de una Carta al Director de este diario por el doctor Marcelo Bianchi, past president de la Sociedad Chilena de Climaterio (Sochiclim)- preocupa a expertos en salud de la mujer y a parlamentarios.

En octubre, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados recibió en audiencia al presidente de la Sociedad Chilena de Endocrinología Ginecológica (Socheg), Patricio Barriga, y a la presidenta Nacional del Colegio de Matronas, Anita Román, para conocer los efectos y problemas que se han suscitado con la indicación de la TRH dentro del sistema público de salud.

Restricción administrativa

“El gran problema está en el Código Sanitario, que no especifica que las matronas pueden recetar la TRH, pese a que prácticamente en 100% de los centros de atención primaria la atención de las mujeres durante el climaterio es llevada a cabo por la matronería, según establecen las Orientaciones Técnicas”, explica Anita Román.

La profesional alude a las “Orientaciones Técnicas para la Atención Integral de la Mujer en Edad de Climaterio en el Nivel Primario de la Red de Salud”, documento publicado por el Minsal en febrero de 2014 y en cuya redacción colaboraron especialistas de la Socheg, la Sochiclim y el Colegio de Matronas, entre otros.

En ellas se especifica que en la red pública de salud el acceso a la atención de la mujer en el climaterio “se centraliza a través de la matrona o matrón del consultorio de atención primaria”.

Ellos evalúan la necesidad de indicar TRH siguiendo un protocolo estricto, dice el doctor Barriga. “Y si la mujer no tiene contraindicación o necesidad de ser derivada a un especialista, los matrones están capacitados para recetarle la terapia”.

El problema es que para ser válida, esa receta debe ser indicada por un médico. De lo contrario, los químicos farmacéuticos no le darán curso, porque se los impide el Reglamento de Farmacias, que se rige por el Código Sanitario.

Se estima que el 10% de las mujeres de entre 45 y 64 años requiere TRH. De ellas, en el sistema público “hay un 70% que, teniendo derecho a terapia, está sin ella porque los especialistas están en las grandes ciudades y no tenemos médicos establecidos ni siquiera en el nivel secundario de los 29 servicios del país”, expuso Román ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

Riesgos para la salud

Patricio Barriga destaca que para las mujeres la situación es preocupante. “Al no ser manejado en forma adecuada, el climaterio puede significar repercusiones de salud que incluyen problemas cardiovasculares, genitales y urológicos, riesgo de osteoporosis y repercusiones a nivel psicológico y de su sexualidad”. Prevenirlos, añade, pasa por “una correcta e individualizada administración de TRH”.

En su carta, Marcelo Bianchi advierte que uno de los efectos más serios de la falta de tratamiento es sobre la salud ósea de la mujer a largo plazo.

Según un estudio de 2007, señala el ginecólogo, el 20% de chilenas de 55 años “presentaba osteoporosis en columna con un aumento a 40% cerca de los 70. En cadera es más dramático, pasando de un 5% a los 55 a más de un 50% a los 80”.

El 10% de las mujeres que sufre una fractura de cadera fallece y 20% deja de ser autosuficiente.

Actuar pronto es urgente, considerando que para 2020 la esperanza de vida de la población femenina en Chile llegará casi a 83 años y habrá 2,3 millones de mujeres entre 45 y 64 años. “Además, se debe educar a la población femenina candidata a ser tratada de forma integral”, dice Barriga.

Para que las recetas de TRH extendidas por matrones sean válidas, se requiere un proyecto de ley que modifique el Código Sanitario. Si bien en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados se propuso su envío, a la fecha no hay nada en tramitación.

Anita Román confía en que esto se solucionará pronto con la intervención de la Comisión de Salud o el Minsal. Cuando eso ocurra, “quisiera pedir al Ejecutivo que vea la posibilidad de que a los tiempos de este proyecto se les dé suma urgencia, porque es una necesidad muy sentida de las mujeres de 45 a 64 años”, dice. El Minsal fue contactado por “El Mercurio”, pero no hubo alguien disponible para responder.

Fuente: El Mercurio 

Compartir